Monasterio de Suso-La Rioja

Gran ruta cultural y gastronómica la de hoy

Hoy puedo decir que ha sido de los días que más he disfrutado en mi oficio como taxista.

Desde Haro hemos salido temprano en taxi un par de clientas que desde Valencia han venido dispuestas a redescubrir la Rioja, sus gentes, su cultura y sobre todo su gastronomía.

Con destino algo incierto, ya que querían visitar Yuso, Suso y todo lo que se le ocurriera al taxista (osea yo), digno de ver por esa zona. La verdad es que el tiempo no acompañaba, pero ha resultado un viaje muy entretenido. Gente encantadora y muy culta, me han dado un repaso sobre los monasterios, las glosas y un sinfín de cosas, que sinceramente no tenía ni idea, pero lo que más me ha llamado la atención, es que en realidad, además de visitar monasterios, lo que tenían era unas ganas locas por comer unos caparrones pintos, se nota que conocen la zona porque creo que quitando ciertas partes de la Rioja, no se conoce lo que son, o por lo menos se les denomina de otra forma.

Insistieron después de la visita en invitarme a comer y no fui capaz de negarme, por los caparrones, por el entorno y sobre todo por la buena compañía.

 

Ahora entiendo las llamadas de vuestros nietos. ¡Muchas gracias, Mercedes e Isabel.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *